El ajuntament de Esplugues de Llobregat, con su alcaldesa Pilar Díaz Romero y su primer teniente alcalde, el denunciado Eduard Sanz García, ha sido elegido en los Premios Zurullo (que otorgan los miembros de la Asociación de Damnificados por los Errores e Irregularidades de la Administración) el ayuntamiento más corrupto del año.


Varias denuncias han sido interpuestas por delito de odio y vulneración de derechos fundamentales a este ayuntamiento de Esplugas por el turbio asunto de la persecución a medios de comunicación radiofónicos locales, cuya programación o línea editorial no agrada al PSC y al señor Eduardo Sanz García, quien se vale de su poder municipal para atacar a través de Urbanismo la histórica antena de una radio local, dicho sea de paso, con permiso y propuesta de la Generalitat de Catalunya para emitir desde hace décadas.


No es la primera vez que se producen irregularidades desde alcaldía de ese ayuntamiento. La Audiencia de Barcelona condenó al alcalde de Esplugues de Llobregat, Antoni Pérez Garzón (también del PSC), a ocho años de inhabilitación como autor de un delito de prevaricación cometido en 1995 al firmar también decretos dudosos que permitieron instalar un negocio muy rentable de venta de vehículos de ocasión a una sociedad de la que era administrador y accionista su propio hijo.  


Enhoramala a este ayuntamiento de Esplugues de Llobregat, Barcelona, España por haber sido merecedor del Premio Zurullo.