A.D.E.A.R.T. (Asociación de Damnificados por los Errores e Irregularidades de la Administración) convoca para el lunes 8 de noviembre de 2021, de 10 a 12 de la mañana un acto de protesta frente al Ayuntamiento de Esplugues de Llobregat, Barcelona, Spain, por el expediente y decreto express que busca acabar con la histórica estación radial Antena 2000.

No es la primera vez que los poderes políticos censuran y persiguen medios de comunicación en Cataluña, en especial hacia las estaciones de radio y televisión ya que, como en otros países carentes de libertades, aquí se necesita también una concesión administrativa para dedicarse a esta actividad de comunicación. El aire, el espectro, en España es propiedad del estado y los partidos políticos en el poder han elegido históricamente quien puede utilizarlo y a quién hay que sancionar y perseguir para que no lo haga jamás. 

Para su director y creador, Luis Daniel Ramírez, resulta indignante estar el pleno siglo XXI lidiando con estos problemas legislativos para tener un medio de comunicación libre y de carácter ciudadano y local. "Estos actos políticos contra medios de comunicación independientes, es propio de estados dictatoriales, no de la Europa 2021. Es una vergüenza." "Es penoso y demuestra que, efectivamente, no es extraño que la corrupción política se encuentre como principal problema de la democracia según todos los sondeos y encuestas".

No es la primera vez que se producen irregularidades desde alcaldía de ese ayuntamiento. La Audiencia de Barcelona condenó al alcalde de Esplugues de Llobregat, Antoni Pérez Garzón (PSC), a ocho años de inhabilitación como autor de un delito de prevaricación cometido en 1995 al firmar también decretos dudosos que permitieron instalar un negocio muy rentable de venta de vehículos de ocasión a una sociedad de la que era administrador y accionista su propio hijo.  

Sede del ayuntamiento de Esplugues de Llobregat, Barcelona.